Terapia Regresiva Madrid

  • Explicación de la Ley del Espejo. ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

Estás en > > Explicación de la Ley del Espejo. ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

Explicación de la Ley del Espejo. ¿Qué es? ¿Cómo funciona?

Explicación de la Ley del Espejo. ¿Qué es? ¿Cómo funciona? . Trabajar con nuestra parte oscura o nuestra sombra con Terapia Regresiva

Vídeo: Fragmento Taller vivencial La ley del espejo y su gestión con Terapia Regresiva de Vidas Pasadas. La ley del espejo dicta que "Todo aquello que nos afecta de otras personas tiene origen en nuestro propio corazón". Mediante la terapia regresiva podremos detectar las conductas ajenas a las que somos sensibles y usar esta ley como brújula para la sanación y el crecimiento.


La ley del Espejo dice:

Todo aquello que nos afecta de otras personas tiene origen en nuestro propio corazón. 

Existen muchas variantes de esta formulación pero todas intentan explicar el mismo fenómeno. Cuando nos molesta, altera, enfada, desagrada o violenta la conducta de otra persona, ya sea por sus actos o sus palabras, estamos identificando una herida o asunto pendiente de nuestra consciencia que es especialmente sensible a ese acto o esas palabras. También se cumple con otros sentimientos diferentes, ya sean positivos o negativos: atracciones inevitables, pasiones intensas y gran parte de aquello que llamamos "química". En resumen con todo tipo de emociones de atracción y repulsión, aunque en este artículo nos centraremos en los negativos.

Esta ley se puede y debe convertir en una brújula para saber qué asuntos tenemos pendientes y que necesitamos trabajar para crecer y desarrollarnos personalmente. Cada asunto pendiente es una piedra en nuestra mochila que nos impide avanzar y desarrollarnos plenamente. 

Lo maravilloso de esta ley es que es aplicable a conductas, palabras e incluso personas. Muchas veces conocemos individuos cuya sola presencia nos altera y, a pesar de sus modales o buenas formas, somos incapaces de tolerarlos. Estos individuos nos muestran una parte de nosotros mismos que no admitimos o que, de hacerlo, rechazamos visceralmente.

En una ocasión guíe a un chico que no soportaba a otro joven de su grupo de amigos. Identificó claramente la sensación de rechazo en su garganta, y está surgía cuando el otro chico se ponía a hablar. No soportaba su tono de voz y sus palabras, sintiendo que estas indicaban que se sentía superior a los demás. Avanzada la sesión reconoció la forma de hablar de su madre que el mismo había heredado y aceptado como suya. Cuando hablaba de un tema que creía conocer en profundidad, se expresaba de la misma forma que el joven al que no soportaba. Ver su propio comportamiento en otro individuo, aquel que no quería admitir en su propia personalidad, le producía un gran rechazo.

El núcleo familiar es donde se manifiesta más intensamente esta ley, especialmente en hermanos, padres y sobre todo en los hijos.

Esto es así porque, al existir una historia común, se reconoce en conductas o comentarios muy sutiles aquello que más tememos u odiamos de nuestra propia personalidad. Los hijos son un reflejo fiel del comportamiento de los padres, su conducta y su forma de relacionarse está muy influenciada por los actos de sus progenitores, tanto positivos como negativos. Cuando observamos una conducta odiosa o detestable en nuestro hijo, suele corresponder a una conducta que han aprendido nosotros y que rechazamos visceralmente porque no deseamos que forme parte de nuestra personalidad

Para usar esta ley como brújula de crecimiento deberemos identificar aquellos rasgos que más nos desagradan de otras personas y buscar su relación con su reflejo en nuestro corazón. De esta forma podremos cambiar conscientemente nuestra forma de actuar.

En muchas ocasiones este Espejo puede reflejar a nuestro “yo” del pasado, aquel que hizo ciertas cosas de las que se vergüenza y prometió no volver a hacerlas jamás. En el pasado también se pudieron programar mandatos fruto de la culpabilidad por un acto u omisión de ayuda al presenciarlo en terceras personas. Surgen así frases como:

  • Jamás permitiré ….
  • Nunca más volveré a …
  • Hacer [conducta que observamos]no tiene perdón de Dios

El Espejo por tanto puede reflejar nuestro presente, aquellos rasgos de nuestra personalidad que nos desagradan, o también nuestro pasado, aquellos momentos de nuestra vida que de una u otra forma nos atormentan o siguen afectándonos. 

Recuerdo un caso particular en el que una mujer era incapaz de tolerar a su suegra, cada vez que se veía en la obligación de compartir espacio con ella se alteraba de una forma irracional. Le producía un inmenso rechazo que manifestaba con una gran ansiedad que, en ocasiones, producía comportamientos violentos, gritos, etc. Este rechazo cargaba de problemas la relación con su marido y afectaba también a la relación de sus hijos con su abuela. Durante la sesión de terapia regresiva identificó, en primer lugar, las emociones que le producía su suegra; una vez identificadas revivió los traumas originales que le provocaron el rechazo. En este caso un padre que no dejaba hablar a la familia y un mandato de no ser así en el futuro. Reconoció entonces que su suegra hablaba muy rápido y eso le generaba ansiedad ya que no le daba tiempo a contestar o argumentar, sintiéndose igual que se sentía cuando hablaba su padre, asociando entonces la forma de hablar de su suegra con su mandato de “no ser así en el futuro”.

La ley del espejo también se muestra en aquellas personas que vuelcan sus frustraciones en los demás, culpándoles de sus desgracias, o en aquellas que hacen pagar a otros por sus penas. Esto sucede al negarse a aceptar las propias limitaciones o problemas y encontrar en los demás la fuente de estos. 

Mediante la terapia regresiva se puede sentir con más intensidad el rechazo que provocan las personas, acciones o palabras, identificándolas como emociones o sentimientos localizados en nuestro cuerpo. Al enfrentarnos a la situación y a la emoción asociada, seremos capaces de adquirir la conciencia necesaria para liberarnos de su influencia.

INFORMACIÓN

¿Cómo nos pueden contactar? Pueden contactarnos por teléfono, llamando al 610 53 08 08 o por escrito a info@terapia-regresiva-madrid.es

Nuestros clientes opinan

  • Motivo de Consulta: Pérdida ser querido

    Hace varios años que falleció mi marido y no había levantado cabeza, la pérdida afectó mucho a la familia. He de decir que contacté con Leopoldo por otro tema que yo pensé que no estaba relacionado, pero la sesión se centró en esto. No puedo agradecer con palabras el resultado, me siento de nuevo ilusionada y completa, mi corazón se ha llenado de nuevo, no puedo explicarlo de otra manera. Muchísimas gracias de alma y de corazón.
  • Motivo de Consulta: Desarrollo personal. Terapia Regresiva

    Siempre fui reticente a este tipo de cosas pero confiando en Leo me decidí a probar y fue toda una experiencia. Llevo varias sesiones y estoy muy contenta; para mi supone una terapia psicológica innovadora que me ha ayudado a liberarme de historias del pasado y a reencontrarme conmigo misma. Soy feliz y he reorientado mi vida. Gracias Leo por tu guía, eres un profesional fantástico en el que puedo confiar y con el que puedo sentirme segura. Muy recomendable, serio y con resultados desde la primera sesión. De nuevo, gracias.
  • Motivo de Consulta: Terapia regresiva

    El trabajo con Leopoldo es muy intenso pero da unos resultados estupendos. En muy poco tiempo he dado un giro a mi vida e incluso se me han quitado algunos dolores. Muchas Gracias!!!!
  • Motivo de Consulta: Terapia regresiva

    Les estoy muy agradecida por lo bien que me siento tras una terapia de regresión, salí con la sensación de haberme quitado un gran peso y mucho mucho más contenta. Me ha ayudado mucho.
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Me sentí muy bien acompañada durante la terapia. Es un profesional que puso a mi disposición las herramientas terapéuticas con las que cuenta. Sentí que como profesional está en una búsqueda continua de mejora. Mil Gracias
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Excelente profesional, aporta técnicas y herramientas terapéuticas que facilitan y ayudan a que el proceso sea fructífero y con buen resultado. Me sentí muy bien acompañada y cómoda en la terapia, dándome confianza como profesional y persona. Muchas gracias por todo.
  • Motivo de Consulta: Problema con madre

    Desde que recuerdo he tenido un conflicto con mi madre, una especie de tensión entre el amor y el odio. Gracias a las regresiones en las que vuelto a la infancia y al vientre materno, he descubierto el origen de los conflictos. Esto me ha quitado una carga tremenda y senado la relación que tengo con mi madre. Gracias.
  • Motivo de Consulta: Terapia regresiva

    Un excelente profesional, en todo momento me sentí muy cómoda en la sesión de regresión que hice, y luego la sensación de haberme quitado un peso enorme de mi espalda, gracias Leopoldo, super recomiendo su trabajo!
  • Motivo de Consulta: Pérdida hijo

    Desde que murió mi hijo no he levantado cabeza. Estaba en la flor de la vida y nos afectó muchísimo, dejó también a su mujer y a su hijo de tan sólo cinco años. Gracias a una amiga contacte con Leopoldo y me hizo una regresión con mucho dolor a los instantes tras enterarme de la muerte de mi hijo. Parece que lloré en hora y media toda la pena y volvió a salir el amor. ¡La pena no dejaba que recordase el amor! Yo pensaba que sentía pena porque sentía amor y le echaba de menos. Terminó la sesión y me abrace a Leopoldo como si fuera una chiquilla que ha encontrado su papá. Fue un momento muy emotivo. Muchas gracias por tu tiempo, por tu pasión y tu comprensión.
  • Motivo de Consulta: Muertos

    Siempre he visto cosas, y siempre he huido de ellas. Me acosaban en sueños y en momentos de paz en mi casa, en hoteles, etc. Estaba triste y agotado de luchar contra esto. Leo me ha enseñado a trabajar y aceptar este don que tengo. Muchas gracias
  • Motivo de Consulta: Celos

    Nunca he conseguido mantener una pareja, siempre surgían celos, celos y más celos que lo echaban todo perder. Yo acudí a Leopoldo para que me ayudase con un tema de desarrollo personal y en medio minuto acabe hablando de esto. ¡cómo sabe meter el dedo en la llaga! La sesión fue reveladora y lo agradezco de corazón.
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Cómo terapeuta me sentí muy confiada y segura del manejo de las herramientas que ofrece Leopoldo , de ir al origen de una situación no resuelta por mi. Gracias, con tu calma y buena dirección y desarrollo de la terapia lograste dar con la información guardada en mi inconsciente.Recomiendo la buena aplicación de tu terapia.
  • Motivo de Consulta: Tristeza

    Siempre he sentido que me faltaba algo, rota y vacía, con una tristeza profunda que me ha acompañado desde que era pequeñita. Cuál fue mi sorpresa al descubrir en una regresión al vientre que tenía una hermana gemela que no llegó a nacer. Mis Padres lo confirmaron tras la sesión. No tengo palabras. Esto es impactante y tremendo. Ahora tengo por primera vez en mi vida ilusión y alegría y la relación con mis Padres ha cambiado mucho. Lo dicho sin palabras pero con el pecho lleno de felicidad
  • Motivo de Consulta: Terapia Regresiva

    Una experiencia impresionante, muy profunda, intensa y con gran dolor espiritual, pero a la vez aleccionadora y esclarecedora. Eleva tu consciencia a un punto de vista totalmente diferente, apartado del mundanal ruido y permitiéndote ver y sentir con claridad por primera vez en muchos años. Aprendes a perdonar de corazón, aceptar y sonreír. Tu alma se reconforta con la experiencia y jamás vuelves a ser el mismo. Muchas gracias de espíritu, de consciencia y de corazón.

VALORAR EL SERVICIO

estrellas

Palabras Clave:

leyespejo, sombra, espejo, psicología, terapiaregresiva, regresiónespejo,